domingo, 27 de octubre de 2013

LA POBREZA SEVERA YA VE LA LUZ, EN NEGATIVO.


—Mira la chorrada que pone la prensa: "Es posible otra política social. Una de nuestra propuestas es establecer una renta básica".
—¿Quién ha dicho esto?— preguntó a su político de cabecera uno de esos nuevos ricos amamantado por la crisis, mientras se metían entre cuerpo y espalda un chuletón de vaca gallega que llevaba un mes muerta
—Seguro que algún violento radical nazi y pro etarra— le contestó el político a su donante.


El VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social correspondiente al año 2013, elaborado por esa organización de tinte estalinista, llamada Cáritas Española dice que en España ya hay más de 3.000.000 de personas en situación de pobreza severa (ciudadanos que viven con menos de 307 euros al mes), el 6,4% de la población española cuando en 2007 eran el 3,5%. Las palabras citadas por el imaginario político del encabezamiento de este post no son de ningún extremista, corresponden a Sebastián Mora Secretario General de Cáritas España en la presentación del citado informe.

Cuando a Sebastián Mora le preguntaron por los datos positivos que nos venden desde el Gobierno este contesto: "Lo que no podemos hacer es salir del túnel dejando a millones de personas en la oscuridad. Podemos tener una macroeconomía muy buena y que la gente no salga adelante”, realmente muy extremista el Sr. Mora.


Me extraña que a la vista de estos y otros informes que nos van presentando con crudeza la verdadera situación social de España nuestro querido Ministro de Justicia, el ex progre Alberto Ruiz Gallardón (alias El Misógino), no haya incluido un artículo en el nuevo Código Penal que castigue con cadena perpetua revisable a sus autores que lo único que hacen es alarmar a la ciudadanía y bajarles la moral en contra del optimismo con el que nuestro amado Gobierno nos anima todos los días. Incluso podría crearse una Fiscalía Anti Derrotistas que dependería jerárquicamente del que dicen es el Fiscal General del Estado, Torres Dulce, aunque tenga que hacer horas extras dado el agotador trabajo que tiene en la defensa de honrados ciudadanos, reales o civiles, acusados de corrupción por los anti-españoles de siempre.

También es de esperar que nuestra Vicepresidenta salga un viernes de estos contándonos que en una actuación especial del Grupo de Apoyo Operativo anti Pobres del C.N.I. se ha descubierto que un 20% de estos falsean su situación y que a veces hasta comen yogures de alta calidad con bifidus y trifidus y hasta con trocitos de frutas silvestres, caducados claro y recogidos en los contenedores de algún centro comercial de barrio de clase acomodada.

A pesar de los mensajes y la famosa luz que al parecer tenemos que estar avistando al horizonte, antes eran brotes verdes, en España hay todavía 5.904.700 parados de estos el 50% son de larga duración (3.000.000) y de estos casi 2.000.000 llevan más de dos años en paro, incidiendo especialmente en el grupo de mayores de 50 años. El paro juvenil está en un 54,37% o sea 943.100 de los cuales 600.000 nunca han tenido empleo. Los hogares con todos sus miembros activos en paro son 1.807.700.

Leí hace unos días en un artículo del País que nuestras coordenadas son 0-25-50-100, crecimiento cercano al 0%, una tasa de paro que no bajará del 25%, una caída esperada de los precios inmobiliarios del 50% y una deuda pública que ya casi ha alcanzado el 100% del PIB. Y estas son las grandes cifras, en las pequeñas, las verdaderamente importantes, las que nos importan, nos encontramos que en estos últimos años se ha producido un descenso en los salarios y por lo tanto en la renta media de los ciudadanos mientras que los precios han subido en torno al 9%. Esta pérdida de poder adquisitivo, la mayor en los últimos 27 años, añadida a los recortes de los derechos del llamado Estado del Bienestar, reconocidos en nuestra Constitución, como sanidad, educación servicios y prestaciones sociales y dependencia están teniendo como consecuencia un empobrecimiento progresivo de la población. Mientras, el 20% de la población más rica concentra el 750% de la riqueza del 20%  más pobre.

Existen en este país cada vez más ciudadanos que no pueden cubrir sus necesidades más básicas como alimentación, vivienda, educación, agua, luz, gas, etc… debido al desempleo y/o al endeudamiento porque incluso sin estar en desempleo la bajada de salarios y la carestía de la vida se lo impide. Hay muchos ciudadanos en desatención sanitaria, que no pueden pagarse los medicamentos y abandonan los tratamientos, jóvenes que han tenido que dejar de estudiar por las disminuciones de las becas y las subidas desorbitadas de las tasas universitarias, familias desahuciadas a las que los servicios sociales retiran los hijos al no poder darles vivienda.

Está aumentando la vulnerabilidad de muchos ciudadanos porque estamos entrando en una nueva etapa de la crisis, cada vez menos parados están cubiertos por las prestación de desempleo y los subsidios se agotan, la capacidad de ayuda de las familias, que funcionaban como salvadores, están llegando a su fin y puede producirse la paradoja de que los números macro sean estupendos y que el dinero fluya en España desde el exterior y que este no llegue a la totalidad de los ciudadanos. Repitiendo lo que decía Sebastián Mora: "Lo que no podemos hacer es salir del túnel dejando a millones de personas en la oscuridad. Podemos tener una macroeconomía muy buena y que la gente no salga adelante”.

Mientras no se cree empleo neto en cantidades suficientes para que el consumo repunte y el endeudamiento de las familias disminuya de forma significativa no se podrá hablar de recuperación a pesar de esa salida de la recesión que nos venden. Es repugnante ver el optimismo de los ministros económicos del Gobierno y del Presidente hablándonos de  la salida de la crisis con 5,9 millones de parados sabiendo que cerraremos 2013 con otra bajada del PIB cercana al 1,3% y que las previsiones para 2014 nos dan un crecimiento tan grande como optimista del 0,7%, el FMI lo coloca en el 0,2%. La luz del fin de la crisis me temo que si la queremos ver habrá que enfocarla con el telescopio espacial Hubble.