jueves, 24 de septiembre de 2015

"LOS ENEMIGOS DEL PROLETARIADO CATALÁN" SEGÚN JUAN GARCÍA OLIVER

Hace unos años leyendo "El Eco de los pasos", biografía del anarco sindicalista catalán Juan García Oliver (Reus 1901, Guadalajara (México) 1980), encontré una carta escrita por él desde la Prisión Celular de Barcelona el 27 de febrero de 1932 y publicada en el número 53 de "Tierra y Libertad" del 4 de marzo de 1932; el título de la carta era "Los enemigos del proletariado catalán". 


Juan García Oliver, 19 de julio de 1939
Algunas frases de este texto me parecieron que defendía lo que pienso en mi interior sobre los nacionalismos y los procesos independentistas que se producen en España, encabezados ahora por Cataluña y el ultra nacionalismo español, que haberlo "haylo" a pesar de lo que nos digan los predicadores de la causa española.  

El abandono por parte de esos independentistas, que se dicen de izquierdas, de la lucha en apoyo de la clase trabajadora, el proletariado y el internacionalismo, fundamental en las luchas obreras, es lo que más me hace dudar de ellos, al igual que sus homólogos en el resto del Estado. 

Para leer la carta escrita por García Oliver estando preso en la cárcel Modelo de Barcelona, el 27 de febrero de 1932, que copio más abajo, no hay más que ponerse en el contexto histórico, aunque a algunos no les será difícil ya que en parte es muy similar. Ya se que para muchos los términos burguesía, proletario, clase obrera, internacionalismo son obsoletos, pero deberían preguntarse quién son los obsoletos.

No pienso tomar opción por los que en España se llaman "separatistas",  y los que en Cataluña se llaman "unionista" o lo que es peor "fascistas o franquistas", yo solo pido que me dejen en paz los unos y los otros con sus mierdas, sus embustes y sus manipulaciones. Para mi son otras mis preocupaciones y mis anhelos.

Soy gallego, hijo de canarios, he vivido en Vigo, Santiago de Compostela, Alicante, Barcelona, Zaragoza y Madrid. Nunca he sentido ese amor a la Patria que tiende a lo emocional, lo emocional no arregla los problemas de los trabajadores ni de los "sin nadie".

miércoles, 16 de septiembre de 2015

LA MATANZA EN LOS CAMPOS PALESTINOS DE SABRA Y CHATILA

Uno se ahoga durante mucho tiempo cuando se vive algo como esto. Es imposible de expresar, de sintetizar. Uno se dice simplemente que no es verdad. ¡Pero lo es!" Jacques-Marie Bourget (Periodista)


Contando los cadáveres después de la masacre 
Una mañana de 1982, Emmanuel Rossen, periodista de las Fuerzas de Defensa de Israel, caminó por las calles de uno de los campamentos de refugiados. “Era una escena de desolación. Estaba todo en silencio, nadie gritaba, recuerdo el olor, recuerdo  las personas en el suelo, unas encima de otras, muchas muertas, otras todavía respiraban”. Así comienza el documental de la BBC “The Accused” (Los acusados), emitido en 2001, en el que se apunta a la responsabilidad del entonces Ministro de Defensa de Israel en las matanzas de los campos de refugiados de Sabra y Chatila, entre el 16 y el 18 de septiembre de 1982.

No quiero hacer ninguna valoración del conflicto árabe-israelí, ni de las matanzas de unos y de otros, no soy un analista en política internacional ni un estudioso del conflicto palestino-israelí, ni del contexto geopolítico y geoestratégico en el que están sumidos miles de personas en el Oriente Próximo. Lo único que pido es que nos pongamos en una situación por la que de repente y de la noche a la mañana tenemos que dejar a la fuerza nuestras casas, las tierras y el país donde por siglos han vivido nuestros antepasados y que durante más de 70 años te conviertes en la pelota con la que juegan los poderosos en aras de sus intereses políticos y geoestratégicos, sin ningún futuro a la vista, viviendo en la miseria, y sufriendo periódicos bombardeos de la aviación israelí, posiblemente viendo como tu casa es arrasada y lo que es peor que tu familia podría haber estado dentro o que en un control del ejercito han asesinado a tu hijo.  Alguien dirá que es demagogia pero es real.

jueves, 10 de septiembre de 2015

42 AÑOS. CHILE, FASCISMOS, POEMAS Y POETAS. ESPAÑA.


Palacio de la Moneda, Santiago de Chile. 11/09/1973

"MADRID sola y solemne, julio te sorprendió con tu alegría
de panal pobre: clara era tu calle,
claro era tu sueño.
                                               Un hipo negro
de generales, una ola
de sotanas rabiosas
rompió entre tus rodillas
sus cenagales aguas, sus ríos de gargajo.

Con los ojos heridos todavía de sueño,
con escopeta y piedras, Madrid, recién herida,
te defendiste. Corrías
por las calles
dejando estelas de tu santa sangre,
reuniendo y llamando con una voz de océano,
con un rostro cambiado para siempre
por la luz de la sangre, como una vengadora
montaña, como una silbante
estrella de cuchillos.

Cuando en los tenebrosos cuarteles, cuando en las sacristías
de la traición entró tu espada ardiendo,
no hubo sino silencio de amanecer, no hubo
sino tu paso de banderas,
y una honorable gota de sangre en tu sonrisa.”
                      

Estas son una estrofas del Poema “Madrid 1936” incluido en el poemario “España en el corazón: himno a la glorias del pueblo en la guerra” de Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura 1971, miembro del Partido Comunista Chileno, diplomático y sobre todo Poeta y Chileno, según Gabriel García Márquez «el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma”. Poco podía suponer Neruda en 1937, fecha de su publicación, que muchos de los poemas de esta obra que expone los horrores de la Guerra Civil Española pudieran en parte haberse aplicado a Chile a partir del 11 de septiembre de 1973.

Chile..., hace hoy 42 años. Había algunos diferencias con la España de la Guerra Civil y que hizo que triunfara el Golpe en horas, no muchas pero definitivas, contaron con el diseño, el control y la dirección de la CIA, el apoyo económico de empresas transnacionales estadounidenses y sobre todo con el Consejero de Seguridad Nacional de la Administración Nixon, el Premio Nobel de la Paz Henry Kissinger, que sin importarle las vidas humanas  impuso a sangre y fuego el capitalismo y el neoliberalismo contra las tendencias izquierdistas en Latinoamérica. Recordemos también a Argentina, Uruguay, Colombia, etc.