miércoles, 16 de diciembre de 2015

PODEMOS: GENTE CORRIENTE



La primera asamblea a la que acudí del Círculo Podemos de Usera fue en “La Trinchera”, un centro okupado y auto gestionado, en un edificio que se le arrebató a Bankia  para devolverlo al barrio para fines sociales,  allí conocí a varios de los compañeros, en un sitio humilde y muy pequeño y agradecidos de que nos cedieran el espacio, somos tan corrientes que muchos Círculos no pueden recaudar para alquilar una sede y dependemos de que nos cedan algún local.

Parece que después de muchos problemas, diezmado el Círculo por aquellos que tienen el culo pelado de luchar por su supervivencia personal en la jungla política en la que convirtieron este País a derecha e izquierda, que bien estuvo aquella decisión de Vistalegre, quedaban los verdaderos podemitas, gente corriente y que posiblemente hace un poco más de un año ni pensaban participar en política, ni en ser vocales vecinos, que ni sabían lo que era, ni en debatir con un diputado autonómico de tú a tú y que admiten las críticas sin torcer el morro, y ahora hasta vendrán los diputados nacionales a visitarnos.

Hay gente que viene del 15m, otros desencantados de la política desde hace muchos años, alguno que no votaban y otros que pusimos el voto cada vez más a la izquierda pensando estar sumidos en un tipo de complejo de Peter Pan político, sin darte cuenta que eran ellos los que se movían a la derecha cada vez más y llegó un momento que tú espacio no existía y hasta acabaste votando en blanco y alguna vez ejercitaste el maldito voto útil, que es el más inútil de los votos. Mientras, ellos nos daban la espalda y algunos, muchos, se forraban con dinero público, algo, que aunque fuera lo más normal del mundo en cierta derecha muy abundante, no esperabas de los tuyos. Somos gente joven y de mediana edad, los que ya estamos a pocos años de la jubilación, acojonadas por lo que se nos puede venir encima,  y jubilados, mujeres y hombres corrientes, profesionales, pequeños autónomos, obreras cualificadas y sin cualificar de los que te encuentras todos los días al ir a trabajar, en la calle o en el metro, o en la cola del paro o en el parque mientras dejas pasar el tiempo y ya te aburriste de ver el móvil esperando encontrar una llamada perdida de aquella empresa a la que echaste el currículo el otro día.

Hay una compi que va con un carrito eléctrico de acá para allá metida en muchas luchas en el barrio, una de ella en “La Trinchera” y una activista de STOP DESHAUCIOS, que siempre nos está informando por whatsapp  de tal o cual acción, Elena se queda, Rosa se queda, Pepe se queda, todos nos deberíamos quedar, es un derecho humano. Es que ha sido un desastre todos estos años y hay gente corriente que está en las luchas a diario, aunque no son visibles para el público en general que se piensa que eso de los desahucios se ha terminado, propaganda no facturada por los medios al Gobierno en época electoral y también en la otra, les deben su rescate financiero. Soraya se queda. Ellos dicen que la guerra ha terminado sin dejar víctimas permanentes, pero la guerra la van ganando ellos como dijo Warren Buffet.

Gente corriente. Un compañero ha comenzado a trabajar en la construcción el pasado martes, estaba en paro, es voluntario en seguridad en Podemos y ha estado en decenas de actos y decenas de situaciones, su pareja tuvo un infarto cerebral y ahora, a pesar de colaborar en muchos sitios de Podemos, está ayudando a la creación de un Círculo de discapacitados, él siempre luchando por la accesibilidad, en cada reunión sale esa palabra, parece mentira que haya que seguir reclamando algunas cosas, como el feminismo y la lucha de la mujer contra el maltrato y esos asesinatos que cada pocos días nos caen como una losa a todos y a todas, están ahí como si fuera algo normal.  Las queremos vivas exigen, es el grito de guerra.

Esto me recuerda una compañera bregada en muchas luchas desde hace años, aquí y fuera de España, desde los últimos años del “pacífico” post franquismo a los  años duros en la “Pacifica Transición para la Traición”, ahora lleva Igualdad en el Círculo.

Y el paro, otra vez el paro, la vergüenza de esa reforma laboral, el paro es el principal mal, es la peste negra que asoló la España medieval pero transportada a este siglo, el paro es lo que ha roto en realidad España, ha roto a las familias, una compañera trabaja cuatro meses al año, con eso tienen que mantenerse todo el año ella y su hija, todavía estudiando, y tiene que luchar con esos servicios sociales organizados por psicópatas, de una Comunidad gobernada por psicópatas y apoyados por otros psicópatas que aparecen como nuevos políticos con nuevas políticas, los psicópatas llevan muchos años haciéndose con el poder en el mundo.

Mientras recogíamos firmas para poder presentarnos a las elecciones se nos acercó una joven de 30 años que había retornado de Australia, a donde había ido durante unos meses a sondear la situación laboral y trabajó en ese tiempo en trabajos menores para perfeccionar el idioma, se dejó aquí a su pareja y a su hijo, ¿os recuerda a algo esta historia?, y había vuelto hace unos días para pasar estos meses hasta el final del año, votar, el voto rogado es una estafa del bipartidismo, y tenía claro que si PODEMOS no gobernaba se volvía con su familia allí tan lejos, no aguantaba la situación y sobre todo la CORRUPCIÓN. Gente corriente en situaciones extremas.

Juanvi
Círculo Podemos Usera